Hannah Epperson_5(Foto Pedro Anguila)
Hanna Epperson by Pedro Anguila.

Un violín y un pedal de loops es lo único que le hace falta a Hanna Epperson para lanzarse a una gira en la que va dejando suspiros por su delicado pop. Su última estancia en España fue en Aragón donde estuvo una semana como pez en el agua repartiendo música y saber hacer.

Previamente al concierto que dio el domingo dentro de Bombo y Platillo -pronto llegaremos a eso-, Hanna visitó la Escuela Municipal de Música y Danza, y sospechamos que insufló mucha ilusión a los que les queda una larga formación musical por delante, porque algunos de esos niños fueron vistos después en el concierto posterior de Bombo y Platillo.

Hannah Epperson_1(Foto Pedro Anguila)
Hanna Epperson by Pedro Anguila.

Pero todavía no llegamos al domingo, el viernes hubo una pequeña muestra en directo de alguno de sus temas en Doña Hipólita, y de nuevo fue dejando sorpresas ante algunos asistentes que no esperaban encontrar ni disfrutar ese momento cuando sólo iban a tomar un café.

El periplo maño de la canadiense recalaba el sábado en nuestro querido contenedor enLATAmus de Remolinos. Ante un público concentrado, mentalmente y físicamente hablando, Hanna recibió de vuelta buena parte de lo que sembró: la emoción que transmite la rebeldía de sus notas, y de paso una visita a una localidad cuanto menos muy lejana al Brooklyn donde reside.

Hannah Epperson_8(Foto Pedro Anguila)
Hanna Epperson by Pedro Anguila.

Después de todos estos acontecimientos llegamos por fin al domingo, donde la Rotonda del Centro Cívico Delicias estaba llena y muda. Niños y mayores estaban casi temerosos de respirar y romper la atmósfera, una prueba de que no hacen falta muchas acrobacias rítmicas ni florituras para conmover y llegar al público. La perfección de las melodías de Hanna Epperson surge de su imperfección sobre la norma, sobre la ruptura de lo que ya conoces y te esperas. El resumen más sincero es que ella se salió, todos lo agradecimos y una vez más Pedro Anguila logró captar el momento.

El que quiera probar a sorprenderse en el próximo Bombo y Platillo, lo hará con Puzzle Muteson (Inglaterra) el 6 de marzo a las 20:00 en el Centro Cívico Delicias.

No hay comentarios

Dejar respuesta